EL FLORIDO PENSIL

Hijo de un tiempo en el que el silencio solo se quebraba para entonar  himnos que glosaban las glorias patrias,gestas legionarias  resurrecciones milagrosas "y en el que, para sorpresa de incrédulos, no había ni tan siquiera televisión-, Andrés Sopeña Monsalve llego a la madurez relativamente sano y salvo e incluso desarrolló un agudo sentido del humor que le permitió revisar sin nostalgia aquel infame periodo.

Profesor de la Universidad de Granada, ciudad donde reside, además de EL FLORIDO PENSIL, editado en 1994 y convertido en un fenómeno editorial, en 1996 publicó La morena de la copla.

Es también una de las pocas personas que sabe lo que significa “pensil”.

 

 

 

EL FLORIDO PENSIL